Alégrate y Sonríe

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:reir
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

La curiosidad, dicen, mata al gato. La curiosidad no siempre mata; aquí tal vez solo sea de risa, pero si no fuera por la curiosidad no se habrían descubierto o inventado mejores instrumentos, ya sea médicos ú otros que la ciencia y la humanidad agradecen porque al final de cuentas, facilitan la vida.

Deja una respuesta